Cirugía video endoscópica

Cirugía mínimamente invasiva de columna

La microcirugía ha revolucionado la cirugía en todas sus especialidades. Esto ha traído como beneficios, incisiones mas pequeñas, con menor lesión de tejidos, mejor visualización de las estructuras anatómicas, y una más rápida recuperación del paciente después de la cirugía.

El objetivo de la cirugía video-endoscópica de columna, es lograr una adecuada liberación de las estructuras neurológicas como son las raíces nerviosas, utilizando una pequeña incisión, y realizando la cirugía a través de un pequeño retractor tubular bajo visualización micro endoscópica. Este sistema combina la fiabilidad de la cirugía convencional, con las ventajas de una técnica mínimamente invasiva.

¿Cuándo se puede utilizar la cirugía video-endoscópica?

ciru2La cirugía video-endoscópica fue diseñada para utilizarse por cirujanos de columna, especialmente entrenados, para retirar hernias discales, tanto a nivel lumbar como cervical, que están produciendo compresión sobre alguna raíz nerviosa, y que están produciendo dolor.

Cuando la sintomatología de una hernia discal no responde a la terapia física y a los medicamentos, entonces la cirugía puede ser una opción. Este tipo de cirugía se denomina disectomía, y se basa en remover la hernia discal que esta comprimiendo la raíz nerviosa, para aliviar el dolor y la compresión neurológica.

Con la cirugía video endoscópica el cirujano puede realizar este tipo de cirugía, minimizando la lesión a la musculatura, con una mejor visualización y menor manipulación de las estructuras neurológicas, teniendo como resultado menor dolor post-operatorio, permitiendo el egreso temprano del hospital incluso como un procedimiento ambulatorio (egresando el mismo día), y una recuperación y reintegro al trabajo mucho mas rápidos.

¿Cómo se realiza este tipo de cirugía?

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, y comienza ubicando mediante fluoroscopio ciru3(radiológicamente) el nivel de la hernia discal con una delgada aguja, después de lo cual se procede a realizar una pequeña incisión en la piel, que medirá menos de 2 cms a través de la cual se coloca una serie de dilatadores tubulares, que crean un túnel de 1.6 cms de diámetro, donde se coloca una cámara de video especial, con un sistema de lentes de magnificación, y una fibra óptica que ilumina los tejidos permitiendo una excelente visualización. Posteriormente y con la utilización de instrumentos especialmente diseñados para este tipo de cirugía de los que ya contamos en el Instituto Materno Infantil y Especialidades, el cirujano es capaz de extraer la hernia discal y descomprimir la raíz nerviosa. Al terminar la operación el retractor tubular es retirado, y la herida es sellada con un compuesto especial no siendo necesario la utilización de sutura a nivel de la herida.

La recuperación

Una vez que la hernia discal ha sido retirada, el proceso de recuperación podrá iniciarse el mismo día. Sanar es la capacidad natural del organismo en restaurar el tejido dañado, por tejido normal, esto es un proceso que toma tiempo, y que además esta influenciado por muchos factores como su estado físico, la nutrición y el descanso. Por lo general el paciente se reintegra bastante rápido a sus actividades laborales. En el proceso de recuperación es muy importante que usted mantenga una actitud positiva, un buen estado físico, y siga las indicaciones de su medico. En todo caso la recuperación con este tipo de procedimiento será mucho menor que con los procedimientos tradicionales gracias a la poca agresión a los tejidos en el acto quirúrgico.